NATIONAL GEOGRAFIC MAGAZINE explica la BIORESONANCIA
Método utilizado desde hace 20 años por el Dr. Norberto Palavecino, fundador de BIOMAGNA®

Leer nota completa desde la revista

En los últimos años, esta Técnica de Avanzada se ha estado utilizando en numerosos casos y estudios, aplicada a diversas patologías, entre ellas las adicciones físicas a alguna sustancia (como la nicotina, el alcohol, la cocaína, etc) o las adicciones conductuales (como la ludopatía). Técnica conocida con diferentes nombres como BIORESONANCIA, EMT (Estimulación Magnética Transcraneal), EET (Estimulación Eléctrica Transcraneal), NET (neuro-electric therapy), entre otros.

La adicción es una enfermedad, no una debilidad moral

La adicción secuestra las vías neuronales del cerebro. La ciencia ha puesto en entredicho la idea de que se trate de una debilidad moral del individuo, e investiga tratamientos que rompan el bucle de ansia, consumo compulsivo y abstinencia en el que se ven atrapadas millones de personas.

CÓMO LA CIENCIA PUEDE AYUDAR A COMBATIR LOS HÁBITOS AUTODESTRUCTIVOS

Los experimentos de Bonci, en el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) y la Universidad de California de San Francisco, midieron la actividad eléctrica de las neuronas de ratas ávidas de cocaína, descubrieron que una región del cerebro implicada en la inhibición de la conducta mostraba una pasividad anormal. Ayudándose de la optogenética, que combina el uso de fibra óptica e ingeniería genética para manipular cerebros animales, los investigadores activaron esas células apáticas en las ratas. Básicamente se esfumó su interés por la cocaína. Los investigadores sugerían que estimulando la región del cerebro humano encargada de inhibir la conducta, situada en la corteza pre frontal, tal vez podría aplacarse el ansia insaciable de consumir que se apodera del adicto.

Nuestro cerebro funciona con impulsos eléctricos que se transmiten entre las neuronas con cada pensamiento y cada movimiento. La estimulación cerebral, usada desde hace años para tratar la depresión y la migraña, explota ese sistema de circuitos. La repetición de pulsos magnéticos activa vías neuronales dañadas por las drogas, algo asi como cuando reiniciamos un ordenador que se ha colgado. En enero del 2016 esto fue comprobado en un grupo de 16 cocainomanos, y publicaron sus hallazgos en la revista European Neuropsychopharmacology. El equipo planea seguir haciendo estudios, e investigadores de todo el mundo están probando la estimulación cerebral para tratar el tabaquismo, el acoholismo, la ludopatía, el transtorno por atracón y el uso anómalo de opioides. Es increíblemente prometedor, los pacientes dicen “La cocaína era parte de mi. Ahora es algo lejano que ya no me controla. El cambio es radical, siento una vitalidad y unas ganas de vivir que ya ni recordaba”.

El informe del Director del departamento de salud pública de Estados Unidos confirma lo que el estamento científico lleva años diciendo: La adicción es una enfermedad, no una debilidad moral, y puede haber adicción sin haber drogas de por medio.

En Corea del Sur algunas personas están arruinando su vida con la obsesión por los videojuegos, ahora el gobierno financia su tratamiento. La Asociación estadounidense de Psiquiatría no ha reconocido el consumo compulsivo de videojuegos como una adicción, pero si ha incluido el trastorno por juego en internet en la lista de afecciones que requieren mayor estudio. La última revisión del Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales, la biblia de la psiquiatría estadounidense, reconocer por primera vez una adicción conductual: La ludopatía. Los atractivos de la vida moderna –comida basura, compras, teléfonos móviles- tienen un potencial adictivo por los poderosos efectos que ejercen sobre el sistema de recompensa del cerebro, el complejo circuitos que subyace el ansia de consumir. Todos llevamos dentro un sofisticado detector de recompensas, -afirma una neurocientífica clínica del Centro de Estudios de la Adicción de la Universidad de Pennsylvania-.

La razón de ser del sistema de recompensa, es una parte primitiva del cerebro que no difiere demasiado del de las ratas, es garantizar que buscamos lo que necesitamos, opera en el dominio de los instintos y los reflejos, y fue diseñado para una época en la que sobrevivir significaba procurarse alimento y sexo antes que los rivales. Pero este sistema nos juega una mala pasada cuando podemos hacer realidad nuestros deseos 24hs al dia. El deseo depende de una compleja cascada de acciones cerebrales, pero los científicos creen que su desencadenante probablemente sea un pico de dopamina. Mensajero quimico que transporta señales a través de las sinapsis, este neurotransmisor desempeña funciones muy variadas en el cerebro.

Estudios realizados en la Universidad Columbia Británica ha descubierto que un fármaco que bloquea un receptor dopaminergico puede reducir la toma de decisiones temperarias asociada a la ludopatía.

Hablando de adicciones, el flujo de dopamina potencia lo que los científicos llaman atribución de relevancia de un estímulo dado. El aroma de galletas en el horno, el tono de recepción de un mensaje de texto, el sonido que viene de un bar, pueden secuestrar la atención de la persona y desencadenar el ansia. Esto sucede aun cuando el sujeto no es consciente de haber recibido un desencadenante. Cada droga altera de una manera distinta la química cerebral pero todas coinciden en disparar niveles de dopamina muy por encima de los rangos naturales.

CONOZCA EL MÉTODO BIOMAGNA®

Técnica apoyada por la "International Medical Society for BIOPHYSICAL INFORMATION THERAPY ASSN" (Sociedad Internacional de Terapias Biofísicas)
  • Produce ondas cerebrales alfa
  • Equilibrio Emocional y Psíquico
  • Desintoxicación
  • Balance energético
  • Armonización superinteligente
  • 100% inocuo y natural

Conocer el método

Tratamiento

MÉTODO BIOMAGNA®

La Bioresonancia está siendo utilizada en todo el mundo. Última tecnología médico-científica...

Ver revista

Ingrese sus datos

Informenos su consulta y el horario en que quisiera que le llamemos.

Contacto

Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes
9 a 18hs.

TELEFONO

0810-220-3510

WHATSAPP

+54 9 351 438 3065

FACEBOOK

BIOMAGNA

EMAIL

contactobiomagna@biomagna.com

CONOZCA EL MÉTODO BIOMAGNA®

Se trata de un procedimiento totalmente inocuo

que aplica frecuencias EM (electromagnéticas), de muy baja frecuencia, equilibrando las áreas del cerebro, que han sido afectadas por diversas dolencias.
La Bioresonancia, es una técnica no invasiva, completamente indolora, segura y muy prometedora.
La activación, o no, de las neuronas, tiene que ver con su despolarización. Este proceso, no utiliza corriente eléctrica. Sucede cuando una persona tiene una idea, las neuronas se despolarizan y emiten una frecuencia EM específica. El ser humano tiene alrededor de 70 mil pensamientos diarios, y va alternando su polaridad todo el tiempo. En el caso que una persona sostenga una idea o pensamiento repetitivo, ya sea por una enfermedad, adicción o preocupación, esa polaridad se "estanca", y genera una especie de "remolino" energético, que se traduce fijando o creando enfermedad y deterioro.
Con la aplicación de la Bioresonancia, esta polaridad es disuelta, de manera que el cerebro recupera su plasticidad y capacidad de trabajo. Es similar al proceso de reiniciar una computadora, alineando las neuronas, éstas vuelven a funcionar normalmente. Este proceso, si es acompañado con la terapia adecuada, produce efectos definitivos.

Las ondas Alfa

son ondas cerebrales que se generan en el hemisferio derecho del cerebro o de manera sincronizada en ambos hemisferios. Las ondas se activan cuando la mente y el cuerpo están en estado de total relajación o de profunda meditación.
Las ondas Alfa son las encargadas de relajar el cuerpo y la mente, generan un mayor nivel de creatividad y aumento de la capacidad resolutiva de problemas, otorgan estabilidad emocional, disminuyen el estrés y la ansiedad, activan el sistema inmunológico y aumenta los niveles de serotonina (molécula capaz de transmitir información al cuerpo mediante el sistema nervioso central). Lo que funciona como antidepresivo, regula el apetito, aumenta el humor, disminuye la necesidad de consumo de sustancias adictivas, como la cocaína, el alcohol, el tabaco y la marihuana.
La aplicación de este sistema también trata el dolor, ayuda a adelgazar disminuyendo el apetito, controlando el metabolismo, además controla o quita la ansiedad y los miedos, mejora la actividad sexual y el sueño.
Esto se lleva a cabo a través de la Bioresonancia, técnica nacida en Alemania, y muy usada en hospitales y clínicas, facilitando los procesos terapéuticos, sin la necesidad de fármacos.
De esta manera, el método Biomagna trabaja con un sistema totalmente indoloro, no invasivo y eficaz.

El principal aspecto positivo

de la Bioresonancia, es que es un procedimiento único, actúa de forma directa sobre la función neuronal, sin necesidad de ingerir o introcir algo en el cuerpo; a diferencia de las intervenciones farmacológicas, las cuales requieren una serie de pasos antes de poder llegar al cerebro.
De esta manera la Bioresonancia es No-invasiva, carece de efectos colaterales y no produce acostumbramiento.
La Bioresonancia, abre un abanico de posibilidades terapéuticas, para afecciones que actualmente no cuentan con técnicas con resultados reales y seguros. Como es el caso de pacientes mayores, frágiles, que no toleran medicaciones, y que les generan efectos secundarios, para los cuales en incluso pueden necesitar de otra medicación para contrarestarlos. En estos, y muchos otros casos, la Bioresonancia es un complemento idóneo. Estimula áreas del cerebro que se ven deterioradas, sin poner en riesgo la salud del paciente.
El desarrollo de esta técnica, tiene además, implicaciones teóricas muy importantes para la neurociencia. La Bioresonancia, ayuda y sostiene la plasticidad cerebral, piedra angular de la rehabilitación cognitiva. De manera que el cerebro "aprende", activando nuevos circuitos y armonizando su funcionamiento, que pueda haberse visto deteriorado por una enfermedad o una adicción.